IN LIBRIS LIBERTAS (NOVIEMBRE 2021)

Lo primero que quisimos ofrecerte fue un té assam con canela, clavo y cardamomo de Two Leaves. Ideal para infusionarlo en leche y disfrutarlo con tu novela favorita. 

¿A quién no le suena «¡Oh, Capitán! ¡Mi Capitán!»? Además de ser el primer verso del poema homónimo de Walt Whitman, es el lema de El club de los poetas muertos. Marta, de MartaSticker, hizo esta pegatina reflejando estas palabras que, claramente, no podían faltar en este Tesoro.

A veces la búsqueda de conocimiento nos lleva hasta sitios como la Escolomancia, donde se ambienta la historia de Una educación mortal, de Naomi Novik. Aquí no te encontraste ningún monstruo de la novela, pero sí una lámina de El y Orion, sus protagonistas, que vino de la mano de Diana, de Misslion.arts.

Para que pudieras anotar todo lo que quieras y más sobre tus libros favoritos, o para que empezaras aquí a escribir tu propia obra de teatro, te incluimos un bloc de notas, con una ilustración de Elena, una de las Moiras, inspirado en la novela de M. L. Rio, Todos somos villanos

Cualquier amante de la literatura sabe que necesita un buen punto de libro para no olvidar por dónde ibas en tu lectura. Bárbara, de Aunbookmarksdeti creó este marcapáginas con una frase sacada de Una obsesión perversa, de V. E. Schwab. ¿Y tú? ¿Quieres que te recuerden?

Ya sabes que las sociedades secretas no son tan secretas dentro del mundo del dark academia. Para que tuvieras en mente las que aparecen en La novena casa de Leigh Bardugo, las Moiras te trajimos en exclusiva este imán con una ilustración de Pinpar Books.

La ilustración de In libris libertas, que encontraste en la tarjeta spoiler y en la chapa a juego, fue creada por Carmen S. Morillo en exclusiva para este Tesoro. Además, pudiste encontrar un pergamino lacrado con información extra sobre el libro, la autora y la editorial.

Y, por último, este mes te presentamos Heroínas sencillas y perversas, de Emily M. Danforth, publicado por Umbriel editores, una historia donde se mezclará presente con pasado, ficción con realidad… 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.